Consejos de Producción By Bearoid

Consejos de Producción By Bearoid

Consejos de Producción By Bearoid

Consejos de Producción

Esta semana los Consejos de Producción corren a cargo de Bearoid, uno de los artistas más completos, talentosos, trabajadores, carismáticos y con una seguro exitosa carrera por delante que tenemos en nuestro país. Saltó a la palestra como vocalista del dúo Kostrok (que ya nos dieron sus consejos de Producción) en Right Now, dio un puñetazo en la mesa con su SLEEP EP, que contenía la maravillosa Weekends, y se postuló como el «Chet Fucker» español con Dawn At Home. Sus directos son emocionantes y épicos, con Dani cantando, tocando la guitarra y secuenciando pistas con Ableton. En Primavera Sound estrenará su nuevo formato, acompañado junto a un baterista y un bajista/guitarrista que le permitirán poder disfrutar como vocalista y frontman, y acaba de confirmar actuaciones en Londres, Madrid, Barcelona, Castellón, Granada y varios puntos más de nuestra geografía. Os dejamos ya con sus Consejos de Producción, que son realmente increíbles:

 

 

 

Quiero decir primero de todo que me considero un productor novato aunque llevo componiendo desde que tengo 12 años. La mayoría de lo que sé de producción se lo debo a grandes maestros que ya os han dado sus Consejos de Producción y de hecho son profesores en la Escuela de Producción de Millenia Estudios, Pau Paredes y Alex Ferrer. Así que aún a riesgo de sonar estúpido os voy a contar unos cuantos aprendizajes que han marcado mi vida de la manera más inexperta y visceral que sé:

  1. La producción es un pozo sin fondo: Ponte límites.

Sobre todo cuando empiezas te entra un vértigo abismal porque te has bajado 500 plugins con un millón de presets cada uno, 10.000 samples de batería, los acapellas de todos los números 1 desde los 70 hasta hoy… crees que con eso lo vas a petar cuando realmente no sabrás por dónde empezar. Por mucho que creas que te limite, te aconsejo empezar entendiendo uno o dos instrumentos. Juega con ellos, a ver qué sale…

Pero en realidad cuando hablo de límites hablo más allá de nuestro querido DAW: la imaginación va de la mano de la limitación. Si te digo “cuéntame algo” o no se te ocurrirá nada o se te ocurrirá algo vago o poco interesante. Si te digo “invéntate una historia sobre una abuela super heroína” me dirás hasta el color de sus bragas.Y también te hablo de limitación…

– A nivel de tiempo = ponte unas horas para producir, ponte una fecha tope para terminar algo.

– A nivel de exigencia = ¿Cuántas veces has escuchado en mil videos de Youtube “las producciones no se acaban, solo se abandonan”? Hay que saber abandonar “una producción” antes de destrozarla o destrozarte a ti mismo.

– A nivel de orquestación = a veces es mejor trabajar cómo suena un instrumento que ir añadiendo capas hasta que suene bien.

… a todos los niveles.

Puedes ser más o menos flexible, pero haber trazado una línea hace todo más abarcable, incluso te da la seguridad para saltarte los límites que te has fijado.

  1. El secreto de un temazo: Busca algo pegadizo/tarareable

“Ya pero es que yo soy underground”. Vale chaval, tu tema favorito de lo-fi / pshycho / minimal / schwarzenegger tiene algo que hace que no puedas huir de esa melodía, de ese sonido, de ese ritmo o de esa textura. Muchas veces no será algo “tarareable” pero me gusta utilizar esta palabra porque creo que se entiende mejor y cala más que “reconocible”. Me refiero a que sea una idea sencilla para que cualquier cerebro, desde el del sibarita que escucha tu vinilo fumando en pipa hasta el del tío cuya mandíbula baila el chucuchú a las 7 de la mañana, sea capaz de descomponerla, sintetizarla e integrarla en su rica o pobre red neuronal.También utilizo la palabra “tarareable” porque… ¡es lo que hago muchas veces para componer mis futuros temazos! Si lo puedo tararear dos o tres veces significa que tiene números de ser pegadizo. Pero claro, yo hago pop y a lo mejor eso no le sirve a todo el mundo.

¡Ah! Y hay que saber y tener la suerte de encontrar el temazo, de hecho yo todavía lo estoy buscando. Así que te he estado mintiendo un poco. El verdadero secreto de un temazo es trabajar muchísimo, el tiempo suficiente como para que te salga un temazo.

  1. Descubre cosas nuevas, pero potencia aquello que te hace bueno.

Son los dos vectores de crecimiento de un productor. Descubrir cosas nuevas te hace avanzar y encontrar lo que te hace bueno te hace asentarte, y una cosa es tan importante como la otra. Cuando empecé a producir electrónica no metía mi voz. Aprendí muchísimo porque, como nunca me quedaba contento, buscaba nuevas maneras de hacer que sonara bien, pero estoy siendo muy optimista. La realidad es que tuve que hacer un ejercicio de humildad para entender que mis producciones se quedaban en aceptables pero con mi voz sonaban bien, agradables, tenían más sentido. Con el tiempo no solo invierto casi el mismo tiempo produciendo temas que haciendo las vocales para el tema, sino que disfruto de su interacción, sé que suena a Bearoid y eso es algo que suena estúpido pero conseguirlo no es nada fácil.

¿Cuál es tu punto fuerte? Si no lo conoces ya tienes deberes. A lo mejor no es la voz, ni un instrumento, ni encontrar sonidos increíbles. Valórate y pide que te valoren. Y tampoco dejes nunca de probar cosas nuevas, corres más riesgo de que todos tus temas suenen parecidos que diferentes, créeme.

  1. Si nada suena parecido a lo que has hecho, entonces no suena a nada

Es extraño pero lógico. Solo hay que pensar que las nuevas ideas no son nuevas neuronas, sino nuevas conexiones entre neuronas.

“¿De qué me hablas maldito posturitas y wannabe de Punset?”

A que “copiar” con clase, conectar estilos y apuntarte referencias solo es que positivo. Me acuerdo cuando escuché en una entrevista a los de Phoenix que decían que para el Wolfgang Amadeus Phoenix se habían encerrado durante no sé cuántos meses sin escuchar nada para que les saliera puro y diferente. Me encanta Phoenix y tal vez los grupos de su altura se puedan permitir hacer eso, pero por lo general no se lo aconsejaría a nadie.

No sonar a nada es una enfermedad que he escuchado en muchas demos que me han pasado (si me has pasado una demo y te estás dando por aludido no te preocupes, la tuya es la que más me ha gustado con diferencia), y es francamente la peor de las enfermedades. Ideas vagas y estilos inconcretos, son eufemismos muy elegantes de “es una mierda como un piano”. Así que no tengas miedo a robar un sonido, una frase, una estructura, un efecto, un cambio en la armonía, un gallito a lo Michael… siempre que te lo lleves a tu campo y lo incluyas en algo que no dependa única y enteramente del elemento robado.

  1. Protege tu proyecto. Sobre todo de ti.

La vida del productor suele ser bastante solitaria y tu mayor enemigo suele ser tu mente. Estás hablando contigo mismo todo el rato, si eres muy exigente puedes acabar con tu moral y si eres muy perezoso puedes no acabar nada y compadecerte de ti mismo hasta convertir lo que era un proyecto en una espiral de videos y posts de Cabronazi y Yisucrist.

Una solución muy sana es encontrar a otros productores que tengan la paciencia y las ganas de escuchar tus temas para darte una opinión sincera y constructiva. También puedes utilizar a amigos y familiares para detectar cosas que molen a la gente que no tiene un oído muy fino, aunque cuanto menos terminado esté el tema menos lo pillarán. Mi filtro principal de temas es mi novia, que se pasa el día escuchando reggaeton y Europa FM, porque para mí no tener criterio es el principal de los criterios (te quiero cari).

Pero también tienes que proteger tu proyecto de los demás, y ser el primero en confiar en tu proyecto. Y esto es muy importante. Me han dicho tantas veces a lo largo de mi vida que no valía para cantar (así tal cual), o para tocar o para componer… y sobre todo si te lo dice gente a la que admiras puede ser una buena bofetada a tu ego, suficiente como para hacerte abandonar. A pesar de que a mí me dijeran cosas un poco duras gente a la que admiraba se me iba olvidando porque seguía componiendo cada día, y con un poco de tiempo mi ego volvió a salir a flote. Mi motor ha sido siempre mi amor por la música, y esto puede contra todo, no está sujeto a si algún día me hago famoso o me voy a vivir debajo de un puente, de si me tiran bragas o huevos podridos… soy un loco de la música y estoy condenado a no abandonar nunca.

Todos y cada uno de los Consejos de Producción que Bearoid nos ha brindado son realmente importantes para tu salud mental como productor y para la salud musical de tus temas, aprovéchalos y ponlos en práctica lo antes posible y verás como tu música mejora considerablemente. Desde Millenia Estudios hacemos todo lo posible para contagiar a nuestros alumnos la filosofía de incansable trabajo de la que habla Bearoid, ya que sin trabajo, paciencia y aprendizaje no se puede conseguir nada. Queremos dar las gracias a Dani por el tiempo que ha dedicado a redactar estos Consejos de Producción y sobretodo por su maravillosa música.

 

Call Now Button
Abrir chat